No es casualidad que la Asociación Colombiana de Prostodoncia haya cumplido 60 años y esté más viva que nunca. El tiempo transcurrido desde que un grupo de amigos en la Universidad Nacional iniciaran este camino, es nuestro valor hoy, el valor de la experiencia, de la calidad y de la práxis bien hecha. Esa vida tan extensa, en la que compañeros queridos y respetados dejaron su saber y su compromiso, nos pone en forma ante los retos comerciales tan agresivos que nos invaden. Negar el presente y el futuro es ponerse una venda en los ojos, pero negar el pasado es borrar nuestros apellidos. Somos lo que somos y lo debemos a quienes lo debemos, a nuestros fundadores, a todos nuestros profesores, a nuestros antecesores, quienes con sabiduría han ido guiando la ACP y la han llevado a convertirse en lo que es hoy en día, una asociación científica reconocida y respetada a nivel nacional, y por supuesto a ustedes, todos los miembros que confían en el trabajo que realizan los directivos de nuestra sociedad, esperando siempre recibir cursos y congresos de la más alta calidad.

Empieza el trabajo de una nueva junta directiva, y llegamos para continuar con las directrices que hemos recibido de las juntas anteriores, para aplicar las enseñanzas recibidas durante los últimos años y seguir promoviendo y engrandeciendo la ACP.

¡La primera mujer que llega a presidir la Asociación!

No lo consideremos un hecho singular, mirémoslo desde un punto de vista profesional y así nos situaremos en donde importa, la capacidad de los prostodoncistas sin diferenciar el género, entonces veremos que no hay duda sobre las mujeres que ejercemos esta linda profesión.

Me siento sumamente orgullosa de ser la primera mujer que llega a presidir la Asociación, y quiero agradecerle al Dr Guillermo Bernal por depositar en mi su confianza, por haber postulado mi nombre para este cargo y por haberme permitido trabajar estos dos años como su secretaria en la junta anterior, fue un periodo de constante aprendizaje, el cual sabre cultivar y cosechar. Asi mismo, y no menos importante, quiero agradecer el apoyo de todos mis compañeros de la junta que apoyaron esta postulación y que me acompañaran durante este periodo. Saben que acepté este reto porque lo haremos unidos y seguiremos trabajando en equipo.

Dentro de los proyectos para adelantar en este periodo, esta promover el crecimiento académico y profesional de cada uno de los miembros que la componen, dándoles espacios para su entrenamiento, cursos de capacitación y congresos de actualización. Buscaremos aumentar el número de asociados, con el fin de fortalecernos cada dia más. Definiremos el capitulo de los especialistas en operatoria dental y de los técnicos de laboratorio, nuestros grandes aliados. Vamos a buscar tener un mayor acercamiento y realizar alianzas estratégicas con nuestros pares regionales, concretamente, con la Sociedad Peruana de Prótesis Dental y Maxilo Facial, SPPDMF; también se esta evaluando la posibilidad de vincularnos a AILARO, Asociación Iberolatinoamericana de Rehabilitación Oral, como Miembros Corporativos.

Nos enfocaremos principalmente en eventos de carácter científico, a los cuales traigamos conferenciaras de renombre internacional siempre pensando en el beneficio de nuestros miembros. La dolarización y la devaluación de nuestra moneda, hace que esto sea muy difícil, por eso es importante que estemos unidos como asociación, y que entendamos que si queremos tener excelentes conferencistas y eventos de alto nivel, estos tienen un alto costo.

El trabajo del presidente, es liderar, coordinar y verificar que los objetivos se cumplan. Pero todo esto solo es posible teniendo un excelente equipo de trabajo como el que tenemos en la actualidad. Este reto, un sueño jamas soñado, lo asumo con todas las consecuencias, ya que cuento con el apoyo de unas personas maravillosas, que han demostrado su excelente capacidad de trabajo y compromiso con la ACP. A Juan David Peláez, Juan Pablo Platín, Jorge Lee, Isauro Abril, Cesar Rodríguez, Eduardo Duperly y a nuestra nueva compañera, Mónica Cuellar, muchas gracias por su apoyo, tiempo y dedicación, tenemos mucho trabajo por delante.

Para mi ha sido un largo camino recorrido. Llegue a la ACP, de la mano de mi maestro Enrique Echeverri Guzmán, hace ya 20 años. Todo el amor que siento por nuestra especialidad y a la asociación, no se lo debo solo a el. Han sido muchas las personas que han influido en mi vida profesional, que me han enseñado y de quienes he aprendido lo mucho o poco que hoy se; y quiero aprovechar este espacio para agradecerles por tantas cosas maravillosas. Mis primeros profesores, la Dra Sandra Bejarano, el Dr Edgar Güiza, Armando Estefan, Efraín López, Fernando Pachón, Pablo Rueda, Enrique Mejía, nombres que sin duda estan ligados a la historia de nuestra asociación y que son un referente en la prostodoncia a nivel nacional. A Daniel Chaparro, quien hace 8 años me llamo para que perteneciera a la junta que estaba por proponer, el permitió que mi estatus en la ACP cambiara de voluntaria y colaboradora, a Vocal dentro de la Junta Directiva. Gracias a todos!

Y quiero terminar con un recuerdo a los colegas que un día dieron vida a esta Asociación: “El mejor homenaje que puede tributarse a las personas buenas es imitarlas”. Mi equipo y yo estamos en ello.